El regreso soñado

28/07/2019 - En un partido tan parejo como intenso, Talleres le ganó a Vélez con un soberbio gol de Jonathán Menéndez en su vuelta al Club. El ciclo Medina comenzó con el pie derecho en la Superliga.


Overol, pico y pala. Herramientas a las que Talleres tuvo que acudir para poder sacar adelante y vencer a su par de Vélez. Un partido en el que por momentos fue muy trabajado y, por otros, casi ajedrecístico. Con pocas llegadas en los arcos pero con una intensidad impropia de un 0 a 0. Y esta clase de cotejos se resuelven con magia, con brillantez. Se resolvió por el nombre de Menéndez, que regresó a, lo que parece, su lugar en el mundo y su carta de re-presentación fue un zurdazo formidable que se clavó en el ángulo. Chapeau, Joni. Su regreso soñado.

El partido

Cuando se sorteó el fixture, más de un hincha de Talleres mostró alguna que otra cara de preocupación. Su primer escollo era Vélez, un equipo aceitado, con un gran funcionamiento y con jugadores que entienden lo que quiere su entrenador, Gabriel Heinze, y desarrollan su idea al dedillo.

Y el trámite no fue muy distinto a ese pronóstico. Vélez mostró intensidad, presión, movilidad y verticalidad. Tiene un gran abanico de alternativas y sabe cómo ocupar los espacios. Pero Talleres, modelo Alexander Medina, tiene una idea muy parecida. No tan trabajada, pero sí con muchos puntos similares. Y en ese choque de equipos espejos, los arcos quedaron lejos de uno y del otro.

Los primeros minutos fueron para conocerse. Para develar virtudes y tomar nota de los defectos. Es raro decir que un cotejo sin tiros al arco es emocionante, pero así lo fue. Casi no hubo mitad de campo. Talleres iba, Vélez defendía; luego, se invertían los roles. Corrieron mucho y, cuando se pudo, también jugaron. El local, por el sector derecho: Fragapane y Tenaglia, como rueda de auxilio, más un movedizo Menéndez; por el lado de la visita, un Robertone preciso con la pelota, la claridad de Domínguez y la amenazante presencia de Fernández como faro ofensivo.

En ese “tire y afloje”, parecía que el Albiazul tenía más ideas para hacer daño. No pateó al arco, pero sí tuvo algunos desbordes que encendieron las alarmas defensivas del elenco visitante. Los de Heinze no habían logrado claridad pero sí la posesión de la pelota, por momentos haciendo gala de un envidiable tiki-tiki.

Hubo que esperar hasta los 39’ (sí, leyó bien) para la primera ocasión de gol: Talleres atacó, quedó mal parado y Robertone se fue mano a mano con Herrera, que lo acorraló y evitó la apertura del marcador. Antes y después, el ping pong se mantuvo en blanco.

Golazo y a otra cosa

El complemento comenzó con la iniciativa del “Fortín”, que en menos de 10’ contó con un disparo alto de Barreal y otro desviado de Robertone. Estaba mejor Vélez, más preciso en los últimos metros. Sin embargo, el correr del reloj fue equiparando nuevamente las acciones y la paridad no tardó en dominar la tarde.

Medina movió el banco, con los ingresos de Bustos y Arias por Moreno y Pochettino, respectivamente. Velocidad en los últimos metros y más presencia ofensiva. Heinze hizo lo propio. Ambos entrenadores movían sus piezas, sus peones, pero lejos estaban de destronar al rey.

Hasta que apareció el hombre del partido: Menéndez. El ex Chacarita picó habilitado y recibió una exquisita asistencia de Bustos, que lo vio picar al vacío cuando todo Vélez estaba atacando. De defender a atacar, en cuestión de segundos. El número 27 picó y parecía que iba a centrar con derecha. La jugada pedía eso, pero decidió improvisar. Enganchar una y dos veces. Y, cuando estuvo en zona de gatillo, desenvainar su zurda. Se resbaló y le pegó mejor. Hoyos voló pero la pelota tenía destino de ángulo. Golazo para abrir un encuentro muy trabado.



Iban 25’ y todavía quedaba tiempo. Antes, había ingresado Navarro. El gol le ofreció más trabajo al volante de la cantera Albiazul, que tuvo que hacer de rueda de auxilio junto a Cubas para contener a un Vélez que decididamente se volcó en ataque. Pero se plantó bien, con un 4-4-2 lejos de colgarse del travesaño. Es cierto que no tuvo la pelota, que su rival tomó la posta, pero la defensa cumplió una labor casi perfecta. Tenaglia y Díaz clausuraron sus sectores, mientras que Komar se jugó la ropa para extirparle la pelota a Romero, que tras una asistencia de Robertone quedó en una inmejorable posición de gol.

Iban y volvían. Y cuando Talleres iba, Vélez dejaba espacios. Primero Arias, guapeando una pelota ante dos marcas y lanzando un centro débil; luego, otra vez Menéndez probó la resistencia de Hoyos, que esta vez contuvo y, en el rebote, el delantero uruguayo no llegó a conectar para sentenciar el trámite.

Los minutos se fueron esfumando y la victoria empezaba a tomar forma. Porque los de Medina estuvieron concentrados en un momento clave. Jugar ante un rival de los que mejor tratan a la pelota en Argentina obliga a tener los ojos bien abiertos. El Albiazul permaneció alerta y prácticamente no sufrió. Estuvo bien parado. Sólido. Firme. Hicieron el desgaste. Corrieron tras la pelota. Se pusieron el overol. Y el triunfo, en esa circunstancias, tiene un sabor particular.

Ganó Talleres. No le sobró nada. Tampoco fue ampliamente superado. En partidos tan cerrados es necesaria la inspiración individual. La tuvo Menéndez, y fue su regreso soñado.

Lo que viene

El plantel volverá a entrenar mañana en turno matutino para empezar a preparar el duelo ante Rosario Central: el próximo sábado a las 15.30 en Arroyito, por la segunda fecha. El “Canalla” debuta mañana visitando a Atlético Tucumán desde las 21.10.

Síntesis

Talleres Guido Herrera; Nahuel Tenaglia; Juan Cruz Komar, Javier Gandolfi, Enzo Díaz; Tomás Pochettino (57’, Nahuel Bustos), Andrés Cubas, Ignacio Méndez (68’, Federico Navarro); Franco Fragapane, Dayro Moreno (56’, Junior Arias) y Jonathán Menéndez. DT: Alexander Medina.

Suplentes: Mauricio Caranta, Renzo Paparelli, Mauro Valiente y Lautaro Guzmán.

Vélez: Lucas Hoyos; Tomás Guidara, Luis Abram, Miguel Brizuela (58’, Pablo Galdames), Braian Cufré; Nicolás Domínguez, Gastón Giménez, Agustín Bouzat (69’, Thiago Almada), Lucas Robertone, Álvaro Barreal; Leandro Fernández (56’, Maximiliano Romero): DT: Gabriel Heinze.

Suplentes: Alexander Domínguez, Hernán De La Fuente, Francisco Ortega y Lucas Orellano.

Gol: 70’, Jonathán Menéndez (T).

Árbitro: Ariel Penel.

Amonestados: 28’, Cubas (T); 60’, Bouzat (V).

Estadio: Mario Alberto Kempes.

Por Federico Sánchez | @Fefo_Sanchez




Primera división

Alexander Medina: "Hemos entrenado diferentes variantes"

El entrenador de Talleres trabaja para revertir la imagen de su equipo, y en la previa al encuentro con Central Córdoba se refirió a ello. Además habló de la situación con Dayro Moreno. Todo lo que di... Seguir leyendo

Con dos bajas, en Buenos Aires

Con 26 futbolistas, Talleres ya está en Capital Federal para enfrentar el sábado a Vélez Sarsfield en dos amistosos de práctica.... Seguir leyendo

El plantel de Alexander Medina entrenó en el Kempes

Con trabajos físicos, tácticos y de fútbol así se desarrolló la tarde de práctica en el escenario mayor del fútbol de Córdoba. Los detalles y la agenda de Talleres.... Seguir leyendo

Alexander Medina: "Nos faltó obviamente y hay que seguir trabajando"

El técnico de Talleres fue autocrítico con el partido de sus dirigidos en la caída ante Rosario Central. Insistió en seguir probando variantes para encontrar su equipo y admitió que buscan refuerzos.... Seguir leyendo

Cayó sin atenuantes

Rosario Central hizo los méritos y le ganó merecidamente a un inexpresivo Talleres: 1 a 0 con gol de Zabala. Flojo partido para los de Medina, que prácticamente no generaron situaciones. Desde que vol... Seguir leyendo

Se presentó el partido homenaje a Pablo “Cholo” Guiñazú

Esta tarde, en una conferencia de prensa en "La Boutique", se brindaron los primeros detalles del encuentro para homenajear al ídolo Albiazul. Será el 7 de setiempre en el Mario Alberto Kempes con muc... Seguir leyendo